http://www.bloguerosconelpapa.org

viernes, 20 de marzo de 2015

Sierva de Dios Margarita María del Corazón Eucarístico de Jesús


Nació el 16 de marzo de 1908 en Cocentaina, Alicante, nació en una familia cristiana, su padre D. José Reig, abogado pero no ejercía, se dedicaba a la administración de numerosas tierras, siendo bondadoso y caritativo que los colonos acudían con confianza a pedirle que le esperase en el pago, a lo que D. José no sólo accedía, sino que les perdonaba la deuda, apúntandolo como pagado en la famosa libreta llamada de los perdones, y Dña Emilia Gozalbes, ama de casa, bondadosa y dulce. Fue la segunda de cinco hermanos, Emilia, José, Sofía y Francisco. Le bautizaron con el nombre de Josefa Mª, era de carácter dulce y pacífico que robaba el cariño de cuantos la conocían; le atraían las personas mayores.
Cocentaina
Tenía la aficción de bailar, a su manera, delante de un espejo en el pasillo, y su abuela con disgusto le decía a su madre que parecía el "loco de Penelle".
Por las noches después de rezar sus oraciones, le decía a su mamá desde su cama: "Mamá que no me agarre ningú".
Desde párvula fue al colegio de las Trinitarias de Concentaina, donde era tan dócil y buena que sus maestras estaban encantadas con ella; empezando desde tan chiquita, a darle clases de dibujo por la gran disposición que vieron en ella.
A los 12 años la metieron interna con sus hermanas en el colegio de las Religiosas de la Pureza de María de Onteniente. donde se ganó, no sólo el cariño de las profesoras sino de las compañeras que la querían tanto.
Allí se confió a la M. Salvador, que decubriendo en ella la vocación religiosa, le recomendó un confesor que la ayudó mucho. Ella se sentía muy feliz en el internado sobretodo en el ambiente de silencio y de paz que reinaba en el cuando las niñas salían de vacaciones; esto le hizo descubrir y comprender no era para la vida activa, sino para la vida comtemplativa. Allí permaneció hasta los 18 años en que se reintegró a su hogar con la alegría de volver a vivir con sus tan queridos padres.

Su vida en el hogar fue sencilla, siempre acompañando a sus padres, o pintando con su hermana Emilia; sin ver claro para donde la quería Dios.
En aquellos  años turbulentos de la 2ª República, el alcalde de Concentaina se negó a dejar procesionar a Jesús en su sagrado Corazón, ella Josefa Mª con carácter entero, no pudo sufrirlo y acompañada por su hermana Sofía, fue a enfrentarse con el alcalde, abriéndole la puerta de su casa su propia esposa, que se unió a ellas, y la procesión salió, y desde entonces el Sagrado Corazón le mostró constantemente su agradecimiento.
Vibraba de entusiasmo por el Sagrado Corazón, y Él, le regalaba los viernes haciéndole participar de su pasión, hasta el punto de que su enfermera, cuando la veía mal y era viernes no le daba importancia, y ella, cuando se sentía mal solía preguntar: ¿qué día es hoy? Si le decían que era viernes quedaba tranquila, se sonreía diciendo: Sagrado Corazón de Jesús en Vos Confío.
Los primeros viernes de mes sus sufrimientos eran mayores; también es verdad que Jesús, le concedió multitud de gracias espirituales y temporales.
Un sacerdote le aconsejó conociese la comunidad de las carmelitas descalzas de Manises, y aprovechando que Milagros Zapata de Calatayud iba a la profesión de su hermana Isabel otra carmelita descalza en proceso de canonización (+1988, Elche) la acompañó y quedó tan prendada de la perfección que allí vió, que no dudó un momento en arreglar su entrada.
Sus padres, aunque soñaban que se quedase con ellos hasta la muerte, muy buenos cristianos, supieron entregársela al Señor con toda generosidad, y ella abrasada en el amor
 a Él, dio el paso que Jesús le pedía, aunque le sangraba el corazón al tener que dejarlos.
Uno de los móviles que decidieron a ingresar en el Carmelo descalzo de Manises, fue el de hacer el sacrificio decuanto poseía de una manera libre y sin esperar a que la muerte le obligase adejarlo todo.
Ingresó el 24 de junio de 1934, fiesta de san Juan Bautista, haciéndose tal fuerza para dejar a sus padres, que estuvo ocho días llorando, hasta que los superiores le dijeron que tendría que salir, a lo que ella contestó que eso nunca, que quería ser carmelita descalza, costase lo que costase.
Le cambiaron el nombre de Josefa Mª por el de Margarita Mª del Corazón Eucarístico de Jesús, que tan bien le venía a ella totalmente entregada al Sagrado Corazón de Jesús.






SEGUIREMOS CON SU BIOGRAFÍA EN BREVE


Para más información, reliquias, estampas, biografías,...:
MM. Carmelitas descalzas
Monasterio de la Stma. Trinidad
Muxa - Paredes 27169 Lugo, ESPAÑA

3 comentarios:

  1. Rezo todos los días, desde hace más de un año, para que por su intercesión desaparezca una bacteria alojada al lado de la columna lumbar. Han limpiado dos veces mediante operación quirúrgica para quitarla pero no desapareció.
    La conozco a través de un familiar de la Parroquia de San Isidoro Obispo de Valencia. Me terminan de hacer otra RM para ver si vuelve a crecer la infección o sigue la bacteria encapsulada.
    Recen Ustedes también por mi.
    La Paz.
    Dios les bendiga.

    ResponderEliminar
  2. Hoy 14 de Julio de 2015, después de 10 años de quedarse encapsulada la bacteria (enero de 2010), la Resonancia Magnética a dado que no existe la bacteria encapsulada. Le pregunté al médico de si es un milagro y me ha dicho que puede pasar.
    Siento mucho no ayudar a esta hermana con un milagro médico, pero si le doy las gracias por que por medio de ella, la Gracia de Dios, ha llegado a mí.
    Dios bendiga a esta hermana, que está en la Presencia de Dios, y ha pedido por mis necesidad.
    Stgo 5.16 Recen unos por otros para que sean sanados. La súplica del justo tiene mucho poder con tal de que sea perseverante.
    Gn 20.7,17 ‘El rogará por ti y vivirás’… Entonces Abraham oró por Abimelec, y Dios curó a Abimelec, a su esposa y a sus esclavos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le agradecemos sus comentarios, su pedida de intercesión a la sierva de Dios, pero acude a la comunidad de monjas para comunicar tal gracia... ahí señalada

      Eliminar